Seguidores

ATENTO AVISO

jueves, 13 de enero de 2011

SUEÑO DE JMTC: DESTRUIR A UN DEMONIO

"...concentrando toda la energía de mi espíritu, de tal forma que destruía mi cuerpo físico (así lo sentía) y con toda la energía acumulada de mi espíritu la proyectaba en forma de cruz contra este Demonio y con ello lo destruía..."

---- <> ----
DESTRUIR A UN DEMONIO

No sé si fue un sueño o un posible viaje astral, pero de alguna manera también me ha inquietado el porque lo soñé tres veces seguidas en el mismo sueño, además de ser fuera de lo normal, de hecho antes de este sueño tenia regularmente pesadillas con demonios que me acosaban constantemente, que me impedían respirar, me sujetaban fuerte y no me permitían mover, esto me asustaba un poco porque no podía defenderme y al final terminaba despertándome de aquella pesadilla.

El sueño lo tuve en el año 2001 o 2002, en el que empezó estando yo dentro de algo que parecía una Catedral, no sé exactamente si lo era, de alguna manera sentía que era como estar en el Vaticano, muy grande y con mucha luz por dentro. Yo estaba en un balcón viendo como pasaban Cardenales, Sacerdotes y demás personas, de pronto en un costado de la Catedral se desquebraja un muro y de entre los escombros aparece Satanás (o algún tipo de demonio) de proporciones inigualables, tremendamente gigante como de 8 o 10 metros de altura, de color rojo intenso, con cuernos, con garras y muy imponente.

Veo como persigue a las personas de ahí, pero no sé en que momento me descuido y me encuentro frente a frente con este Demonio, el cual esta a punto de matarme, dudo un instante por el tremendo temor que impone, pero algo en mi inconciente me dice como derrotarlo y a su vez mi inconciente me dice que si lo hago yo también me destruiría, como en sueños anteriores siempre me gusta proteger a las personas indefensas, por lo cual me atreví a usar el conocimiento que tenia de como destruirlo, lo cual fue concentrando toda la energía de mi espíritu, de tal forma que destruía mi cuerpo físico (así lo sentía) y con toda la energía acumulada de mi espíritu la proyectaba en forma de cruz contra este Demonio y con ello lo destruía, pero también a mi mismo. Tan pronto quede en la nada, volví a repetir el mismo sueño, pero ahora ubicado en otra parte de la Catedral, pero pasando los mismos eventos. Así hasta el tercer sueño repetitivo.

Por último desperté y de alguna manera ese sueño me ayudo a no tenerle más miedo a cualquier Entidad negativa, ya que sabía como detenerlos, pero sin llegar al extremo que tuve en el sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario